Las empresas deben mantener un compromiso con la innovación

Cuando vemos en las noticias de actualidad de empresas a las mejores empresas del mundo, a menudo nos encontramos con empresas que destacan por un criterio bastante particular: su compromiso por la innovación.

Por eso llegamos al mercado de la telefonía y nos topamos con marcas como Apple, Xiaomi o Huawei. Llegamos al entorno de la informática y nos topamos con Google (y de nuevo Apple). O llegamos a otros nichos y nos topamos con empresas que, más allá del volumen de ingresos o número de clientes, destacan por la innovación en sus productos o servicios.

¿Cómo medimos la innovación?

La innovación, al igual que todo lo que haga referencia  a la creatividad, está irremediablemente condicionada a factores subjetivos.

Por tanto, alguien juzgará a tu producto como el más innovador jamás visto, mientras que otros ni siquiera le harán caso al lanzamiento de tu última creación. Por eso, la innovación nunca se mide por parámetros de blanco o negro, de síes y noes, sino, al contrario, en una escala de matices que variará dependiendo el muestreo donde se realice.

La innovación por número de usuarios

Que Apple sea considerada una de las empresas que más apuesta por la innovación no es un criterio que han creado los expertos, sino que es un sentimiento que han forjado la mayoría de sus usuarios.

Para algunos otros, existen marcas que han desarrollado mucho más determinados mercados, pero sin embargo, en términos de porcentaje, son muchos más los que dicen que Apple es la mejor marca por innovación.

Entonces, un buen parámetro para determinar la innovación de una empresa, y su compromiso con este factor de éxito, es la opinión de sus usuarios.

La creación de necesidades como factor para la innovación

Antes de que existieran las redes de WiFi, nadie necesitaba una red de Wifi. Simplemente, era impensado para el momento. Pero, una vez se creó este sistema inalámbrico de transmisión de datos, la necesidad de tenerla creció de tal manera que se comprobó lo innovador del método.

Innovador y exitoso, que casi siempre van de la mano.

Del mismo modo ocurre con las ideas dentro de la empresa. No tiene que haber una necesidad por ser cubierta, sino que debe haber un producto tan innovador que cree una necesidad.

Y de nuevo llegamos a Apple y a sus AppleWatch. ¿Había necesidades de hablar con tus contactos a través de un reloj? No, a menos que trabajaras como Power Ranger. Pero allí está, y los resultados no mienten.